La llegada del presidente estadounidense a Atenas puso hoy a la capital griega bajo férreas medidas de seguridad, que incluyen controles policiales en puntos clave de la ciudad, cortes de tráfico y cierre del espacio aéreo.


Las autoridades establecieron un perímetro de seguridad que abarca gran parte del centro en el que ejecutarán cortes parciales al tráfico al paso de la comitiva del presidente y en el que han quedado prohibidas las manifestaciones.

Las autoridades solo han permitido manifestaciones en dos puntos específicos de la ciudad, pero se espera que algunos grupos intenten romper el cordón policial.

El espacio aéreo heleno está cerrado desde esta mañana y lo estará hasta el miércoles por la tarde, mientras que las estaciones de metro más céntricas estarán cerradas mientras dure la visita, entre ellas la de la plaza Syntagma o la de la Acrópolis.

Para evitar inconvenientes las escuelas del centro están cerradas durante la jornada de hoy.

Perímetro de seguridad en Atenas.
Perímetro de seguridad en Atenas.

El alto riesgo de ataque que conlleva siempre la visita de un presidente de EEUU ha puesto a prueba a los servicios de seguridad estadounidenses y griegos, que han fortificado algunos de los lugares que visitará Obama, como el centro cultural Stavros Niarchos o el Museo de la Acrópolis.

La comitiva de Obama incluye tres limusinas blindadas idénticas -sólo los miembros de su seguridad personal sabrán en cuál de las tres viaja el presidente- mientras un equipo especial antiterrorista le acompañará en todo momento.

Hasta 4.000 policías griegos y 300 agentes estadounidenses participan en este dispositivo de seguridad, según el Gobierno griego, que además de Obama protegerá diversos edificios que albergan intereses estadounidenses en toda Grecia, como el consulado de Salónica.

El presidente de Estados Unidos llegó esta mañana a Atenas en lo que supone la primera etapa de su última gira internacional que le llevará posteriormente a Alemania. EFE