Un pozo se tragó una esquina tras un desmoronamiento en Fukuoka. Luego de 48 horas, el problema estaba resuelto. El hoyo había aparecido el martes 8 de noviembre en una vía de cinco carriles en la zona comercial del suroeste de la ciudad de Fukuoka, en el sudeste del país.


 

Funcionarios de la ciudad han dicho que pudo deberse a trabajos bajo tierra que se realizan cerca del lugar.

 

En ese tiempo récord se reparó una tubería de alcantarillados y se sustituyeron semáforosy postes que cayeron en el pozo. El alcalde la ciudad de Fukuoka, Soichiro Takashima, se disculpó ante los residentes de la ciudad por “el gran problema” que les causó el derrumbe

japon-calles