cxoop24wqaacsng
Descargar el Audio

El ministro del interior Tadeo Rojas y el comandante de la Policía Críspulo Sotelo aseguraron que los responsables del secuestro se sintieron presionados por la Policía que trabajó en la zona. Sotelo afirmó que no hubo pago de rescate y que hay dos aprehendidos por el caso.


“Está sano y salvo. Los técnicos siguen trabajando en la zona. No se pagó ni un guaraní. Podemos asegurar que es una banda completamente aparte de la banda que actúa en el Norte del país, no fue el EPP” sostuvieron.