Las mujeres emocionadas agradecieron la iniciativa del Santo Padre y daban rienda suelta a sus emociones al abandonar el lugar.


Siete son las internas que fueron sorprendidas con la buena noticia en el Buen Pastor. Entre ellas, mujeres embarazadas, abuelas, madres que tienen que volver a liderar sus familias ya que sus hijos quedaron bajo el amparo de los familiares o vecinos al no contar con la figura paterna que cubra el espacio que dejaron en el hogar al tener que perder su libertad.

Tras 2 horas de trámites en el Departamento Judicial, las siete internas del Correccional de Mujeres “Casa del Buen Pastor”, llegaron a la sede del penal para poder retirar sus pertenencias y abandonar el lugar.

Las ahora ex internas afirmaron que con sacrificio y buena conducta, demostraron estar listas para retomar sus vidas y completar el proceso de reinserción social que inició en el penal mediante el programa liderado por el Ministerio de Justicia.

“Estoy demasiado feliz y después de 2 años y 8 meses voy a volver reunirme con mis 9 hijos. No voy a volver a este lugar nunca”, expresó Felicita Giménez una de las beneficiadas con el indulto.

En total, diez mujeres fueron beneficiadas con el indulto presidencial: siete del Buen Pastor, dos del Correccional Juana María de Lara y una de la Penitenciaría Regional de Encarnación.