oleoducto-dakota
Descargar el Audio

A gases lacrimógenos recurrieron las autoridades de orden público en Estados Unidos para dispersar a los manifestantes que rechazan la construcción del oleoducto de más de mil 800 kilómetros, conocido como Dakota Access. Verónica Balderas Iglesias consultó con Amnistía Internacional, las implicaciones del caso, en el contexto de los derechos humanos. Desde Washington, informa Verónica Balderas Iglesias.