Un novio militar que la cita para un encuentro y termina golpeándola. Una mujer que le entrega un bolso con evidencias y dos amigos que aparecen para acercarla hasta el lugar de la cita y terminan acusados de ser logísticos del EPP. Parte de la declaración de L.O.G en este artículo de Nanduti Digital.


L.O.G estaba embarazada. Se mudó a Pedro Juan una vez que tuvo familia. Allí conoció a un tal “Lindolfo”, un militar con el que se puso de novio. El hombre vivía solo en un alquiler.

Hace cuatro meses, L.O.G decidió volver a la colonia Nueva Fortuna donde vive su familia.

 

El fin de semana, “Lindolfo” se comunica con ella y le propone verla el lunes por la mañana en Paso Tuya.

 

L.O.G le pide a un vecino que la acerque en su moto.

Unos kilómetros antes de llegar al lugar del encuentro, la moto se descompone. L.O.G decide llamar a otro amigo que tiene en la zona,  Santiago Mercado (hoy detenido).

 

En ese interín aparece una camioneta Toyota sin chapa. “Lindolfo” baja y, a punta de pistola, la obliga a subir al vehículo.

La lleva frente a una estancia.

En ese momento llegan Mercado y su amigo, Reinaldo Zevallos, que son apresados por un grupo de policías que llegan hasta el lugar presuntamente alertados por “Lindolfo”.

 

L.O.G es trasladada a una comisaría donde el militar la tortura poniéndole una bolsa en la cabeza. También aparece una mujer que la menor identifica como Graciela Sanabria y con la que dice “jugó partido” el último sábado.

Esta mujer le entrega a “Lindolfo” un bolso con un revólver, balas y hojas blancas que el militar introduce en la mochila de la menor.

 

Tanto la mujer como el uniformado le advierten que si al policía le pregunta algo tiene que decir que el arma es de ella, porque si no “se irá a la cárcel”.

 

Sanabria y el militar la golpean en la panza pero se detienen porque L.O.G les dice que está embarazada.

 

La adolescente y los dos jóvenes son acusados de ser logísticos del EPP y quedan detenidos.