Marc Coma, actual director deportivo y ex-participante, aseguró que la venidera edición de la competencia superará en dificultad a las anteriores debido a los “extras” que fueron incluidos con relación a otras ocasiones del Raid.


El Salar de Uyuni, en Bolivia, representará una de las pruebas mas difíciles como cada año.

El clima extremo en la altura y su paso por las dunas del altiplano son algunos de los condimentos que caracterizarán a la nueva edición en la que, por primera vez, su peso caerá en suelo boliviano.

“Tendremos siete etapas con arena entre Bolivia y la zona nueva de Argentina. Serán dunas de diferente tipología con una circunstancia especial: que el 80 por ciento de la arena estará en altura, con lo cual todo se complicará aún más”, aseguró Coma a la revista española Marca.

Igualmente, un nuevo reglamento en el que privará a los pilotos de la asistencia del GPS hará de la navegación y el trabajo de los pilotos una labor de mayor importancia. El director general de la competencia, Ettiene Lavigne añadió que “los pilotos no podrán fiarse de los puntos de referencia del pasado, estarán constantemente perturbados, deberán permanecer atentos”.

Compartí: