Las modificaciones al reglamento para la presente edición del Dakar afectan directamente la brida de admisión en los motores. Particularmente Toyota subirá 2 milimetros y Peugeot disminuirá 1. Si bien el resultado lo decidirán los pilotos, existe la teoría de que Toyota sea la que mejor aventajada se encuentre con la medida.


Aún con las disputas por el reglamento, los pilotos serán quienes se encarguen de buscar los resultados.

Carlos Sainz, piloto del Peugeot 3008 DKR afirma que la reducción les traerá una pérdida en efectividad respecto al Toyota Hilux. “Ellos ganaran unos setenta caballos y nosotros perderemos veinte”. Por otra parte, en Overdrive, equipo responsable de los Toyota justifican la medida tras la superioridad que Peugeot dejó en claro el año pasado, incluso afirman que Al-Attiyah es superior con el reglamento vigente.

Bruno Famin expresó su disconformidad alegando que “se basaron en las prestaciones del Toyota conducido con otros pilotos, pero Nasser es más rápido que todos ellos” y de intentar presionar para cambiar el reglamento, teme por comentarios como que “Peugeot manipula a la organización”

Igualmente sostiene que la superioridad de Peugeot se basa en el nivel de los pilotos de su equipo que a día de hoy es el defensor del título del Dakar: “Nuestra baza es que tenemos un equipo más competitivo que el suyo, con cuatro pilotos que pueden ganar el Dakar”, asegura.

Compartí: