Cuando un Rolls-Royce, un prototipo de 6 ruedas y un Renault urbano drásticamente modificado eran lo más extraño que pudiera haber corrido el Dakar, la historia se encarga de refrescar la memoria con otros ejemplares atípicos a lo convencional que con las adaptaciones correspondientes no podían ser sino una idea descabellada para surcar los terrenos por donde pasa el Rally Raid más duro del mundo.


Este chasis tubular pertenece a un proyecto varado en el tiempo.

Citroën 2CV. Si un Renault pudo en los inicios, 28 años después no sería problema que otros pudiesen intentarlo con una marca paisana y, desde luego, con un auto cuyas características de algún modo se asemejan. En el 2007, la última vez en África, el Rally Lisboa-Dakar recibió a un peculiar Citroën 2CV preparado para la tracción total y con 2 motores de 602 CC capaces de producir 100 caballos de fuerza en conjunto. No obstante, la dureza de la competencia los hizo abandonar en la cuarta etapa de aquella edición.

citroen2cvdakar

Henry Racing HRX-Ford ¿Otro sacrilegio? Válido si tenemos en cuenta que la fiabilidad es algo en extremo importante para poder terminar la competencia. El caso retratado corresponde a la estructura de un Mitsubishi Lancer para raids pero que en lugar de su motor V6 de 3 litros montara un V8 Coyote de 5 litros tomado del Ford Mustang. Igualmente, su caja secuencial-manual Ricardo de 6 velocidades fue reemplazada por una X-Trac de iguales características. Su debut fue en el Rally Dakar de 2014.

rs1_0956

 

Holden Adventra. En este punto, la historia gira en torno a un auto que lamentablemente no corrió. Su creador, Peter Brock, falleció en la Targa West de 2006. El Holden Adventra montaba un motor V8 de 5.5 litros y origen Chevrolet que estaba montado en posición central como algunos superdeportivos; la idea de esta ubicación era lograr un reparto de pesos de 50-50; la potencia del bloque rondaba los 350 a 400 caballos de fuerza. El proyecto, pese a no haber debutado, fue terminado al completo tras ser rescatado del polvo producto del abandono.

holden-adventra-dakar-2006-peter-brock-7

La historia todavía reserva un cúmulo de recuerdos por sacar a relucir en estas anécdotas sobre la competencia en la que nuestro país pasará de ser un espectador más a ser el punto de partida. Todavía queda por descifrar cómo puede amalgamarse el Raid con los World Rally Car.

Luis Enrique Acosta – (@luacostav)

Compartí: