Existen equipos y marcas que dejan sus rastros en la competencia, pero por azares de la misma, algunos definitivamente no pasan desapercibidos por su constancia. Así es KAMAZ, la escuadra rusa que domina en la categoría camiones y que tiene una narrativa interesante sobre su paso por el Rally Dakar.


Uno de los camiones de KAMAZ previo al Dakar de 2016.

El equipo tiene sus orígenes en la extinta Unión Soviética y fabricaba sus coches con recursos muy limitados y tenían presencia en competiciones como el Karting o el KartCross a nivel local, hasta que dieron el salto al Rally Dakar cuando Semen Yakubov, copiloto de Vladimir Chagin y cinco veces ganador en la categoría, planteó convencer al presidente de Kamaz. Lo lograron en 1991.

Su primera vez en terminar la competencia, y de paso, ganarla, se dio en 1996 contra todas las adversidades, más externas que relacionadas a la competencia. Un Golpe de Estado, los malos resultados anteriores e incluso la desaparición de la primera fábrica en abril de 1993 eran circunstancias que pudieran influenciar mas eso no evitó la corona. Su vuelta a la bandera a cuadros fue tras cinco años.

La “Armada Azul” rusa se caracteriza porque generaciones de padres e hijos han competido para la marca o involucrándose en la preparación misma. Su principal sponsor en la actualidad, la firma de energizantes Red Bull, recopiló la historia en un documental denominado “The Blue Armada”

Compartí: