El piloto chileno de Quads que incursiona en el Dakar desde 2012 dijo en una entrevista a EFE que en esta nueva edición de la competencia espera volver a disfrutar de la prueba y terminar entre los tres primeros de su categoría.


Casale en la tercera etapa del año 2014.

En 2014 había ganado en su categoría y para 2017 vuelve a trazarse el objetivo de terminar la carrera y llegar en el podio. Asimismo, en rueda de prensa suscribió las palabras de Marc Coma al manifestar que esta edición del Dakar será la prueba más dura disputada en Sudamérica, y considera que todo debe hacerse con calma en pos de lograr los objetivos.

Agregó  que junto a su equipo técnico han recorrido más de 12.000 kilómetros con su Yamaha Raptor 700, en Italia, Qatar y en el norte de Chile.

En 2015 debió abandonar por problemas mecánicos y en la última edición se retiró tras un accidente en Uyuni, Bolivia. “Ahora voy con equipo propio y eso me hace sentirme como uno de los mejores pilotos de la categoría”, añadió.

Este año, al correr con equipo propio, será atendido por dos mecánicos y un camión de asistencia manejado por sus familiares.

Compartí: