La Federación por la Autodeterminación de los Pueblos Indígenas (FAPI) realiza en el mes de los Derechos Humanos la muestra que recorrerá diferentes puntos de Asunción durante lo que resta de diciembre.


La muestra busca destacar el papel fundamental de los pueblos indígenas en la conservación de los bosques, a través de las imágenes captadas en comunidades de las regiones Oriental y Chaco.

La presentación se inició el jueves 15 de diciembre, la exposición estuvo en la Plaza de los Héroes, en una actividad conjunta impulsada por la FAPI y el Sindicato de Periodistas del Paraguay (SPP) organización que tuvo a su cargo la presentación del informe sobre la situación de libertad de expresión en Paraguay.

La exposición recorrerá otros sitios, como la Municipalidad de Asunción el martes 27 de diciembre y el Palacio de Justicia, el miércoles 28 de diciembre.

“Desde la cosmogonía de los pueblos indígenas, el bosque tiene vida propia. Es algo que desde otras culturas nos cuesta entender, por esa formación principalmente judeocristiana, donde hay un cuerpo y un alma por separado. Para la mayor parte de las culturas indígenas, no hay esa división. Son cuerpo y espiritualidad en una sola forma. Y eso incluye a toda la naturaleza”, explica Luis Vera sobre la muestra.

“Para los pueblos guaraníes, el bosque tiene un “jára”o “iya”, que puede traducirse dueño, pero con una connotación totalmente distinta: el dueño es el que lo cuida, no el que lo posee. Desde ahí puede decirse que ellos no son solo custodios de los bosques. Ellos son el bosque”, sostiene sobre la importancia del floresta para la continuidad de la vida de los pueblos indígenas.

La muestra

unnamed

La deforestación afecta profundamente a los pueblos indígenas, ya que históricamente los montes les han proveído de todo lo necesario para su vida: agua, alimentos y medicinas. El bosque representa un sitio sagrado porque allí conviven sus seres espirituales junto a sus antepasados y se fortalecen su cultura e identidad como pueblo. Allí están todos sus medios de vida, su historia, su cultura y su futuro.

La desaparición de los montes compromete su existencia como pobladores de los bosques. Y se enfrentan, no solo a la pérdida de diversidad biológica, sino a una irreparable violación de sus derechos colectivos como pueblos indígenas, y corre peligro su propia vida. Teniendo en cuenta esta realidad, desde la FAPI, con el apoyo de Rainforest Foundation Norway (RFN), se busca visibilizar esta realidad a través de esta exposición fotográfica que es una continuación de la campaña comunicacional emprendida por la FAPI a finales del 2015 con el mismo nombre de la muestra, para seguir sumando apoyos de la gente.

Compartí: