El diputado Juan Nito Bogado Tatter cuestionó el veto total del Presupuesto de Gastos de la Nación, señalando que fue “realizado de manera cobarde” teniendo en cuenta que Horacio Cartes lo hizo recién en la última semana del año. Dijo que esta situación “desnuda la incapacidad del Poder Ejecutivo de tener empatía con la ciudadanía que espera mejores resultados".


“El  Ministerio de Hacienda, debe reconocer su falta de capacidad para aumentar la recaudación en materia tributaria y cobrar el  100% de los tributos e impuestos existentes. La fórmula que ha venido aplicando el Ejecutivo para el aumento de recaudación  ha sido el incremento de tasa o el planteamiento de creación de nuevos impuestos, no así de la mejora en los sistemas de recaudación y control de los ya existentes”, dijo.

Agregó que “la fundamentación del veto, está básicamente estructurada sobre los topes que se le ha puesto al Ejecutivo respecto a la asunción o reprogramación de compromisos crediticios internacionales”.

“Que un ministro de Hacienda haga proyecciones presupuestarias en base a endeudamiento con instrumentos obreros y/o créditos internacionales, es realmente angustiante. Y una vez más, con este veto se ve, que se pretende buscar formas de financiamiento a base de endeudamiento y sobre todo evitar la transparencia en materia de ejecución presupuestaria y puntualmente en lo que a los proyectos de llave en mano se refiere, que por quién sabe qué motivo no quieren informar”, aseveró.

Mencionó que  siempre se ha instado, e incluso exigido, a los organismos recaudadores del Ejecutivo, que antes de iniciar procesos nuevos de endeudamiento, se busquen formas legales y eficientes para combatir y reducir la evasión fiscal imperante. “Una postura clara de la Comisión de Asuntos Económicos y Financieros, es la de no crear nuevas fuentes de tributación, sin que antes las ya existentes estén realmente recaudando en su totalidad, o lo más cercano a ello”, indicó.

“Por último, que justamente ahora se entre a vetar totalmente el proyecto de ley de PGN, y con ello se fuerce a que el presupuesto a ser utilizado sea el del 2016, llama poderosamente la atención. Sobre todo teniendo en cuenta que, como todos sabemos, existen otros temas de índole meramente política y que por algún designio no terminan de salir de la agenda reeleccionista, pese ya a haber sido rechazado legal y constitucionalmente”, precisó.

Compartí: