Descargar el Audio

La Federación de Cooperativas de Producción (Fecoprod Ltda) indicó que lo que concierne a puntos específicos y sensibles que afectan la política monetaria y el endeudamiento público se tomaron decisiones sin criterios técnicos comprometiendo la estabilidad fiscal y la credibilidad país de buen pagador ante la comunidad extranjera y organismos multilaterales.


Comunicado de la Fecoprod 

En referencia al tope en la emisión de bonos no solo se impide nuevos endeudamientos, sino que además, el Ministerio de Hacienda no tendrá el presupuesto para honrar compromisos previamente asumidos con el cual el país podría entrar en default.

Paraguay ha logrado posicionamiento muy importante que ha permitido a otros sectores conquistar mercados por la estabilidad que refleja la nación. En este sentido, la Federación considera que se ha optado por invertir en obras de infraestructura que es lo que necesita el país, y todo el sector productivo para seguir invirtiendo en rubros altamente aceptados en el mercado internacional y que permiten a las familias paraguayas acceso a un empleo permanente.

Paraguay se encuentra muy atrás en infraestructura y obras respecto a otros países de la región y esto afecta a la competitividad. Con el límite en la emisión de bonos se estaría sacrificando obras que son necesarias y que requieren financiamiento externo, y al mismo tiempo se estaría obligando al sector productivo a cerrar puertas a nuevas oportunidades de comercialización.

Topear los gastos de política monetaria del Banco Central del Paraguay (BCP), dejaría a la banca matriz con escasa capacidad de maniobra para enfrentar eventuales crisis en la balanza de pagos y tasas cambiarias. Nuestra economía dependiente de los cambios, principalmente del dólar, y el control de su cotización en el mercado ante especulaciones necesita intervención. Con la medida planteada en el presupuesto del Senado el BCP no podrá asumir medidas de contingencia.

Uno de los principales que factores que generan orgullo respecto a Paraguay es su estabilidad de precios que marca una política monetaria responsable, y basta con solo considerar nuestra moneda que permanece desde 1943, no reconvirtiéndola ni sacándoles cero, como lo han hecho países vecinos.
Toda la estabilidad construida a lo largo de años está siendo arrebatada por falta de criterio técnico en la toma de decisiones y falta de patriotismo, anteponiendo intereses personales y políticos al bien de todos.

Compartí: