La llegada de las altas temperaturas del verano trae consigo una ola de cortes, pestañeos y baja tensión de la energía eléctrica, que se traducen en incomodidades, artefactos dañados, entre otros problemas que sufren los usuarios de la ANDE. Para revertir esta situación, el Ing. Guillermo López, sostiene que necesitamos reformar la arcaica organización de la industria eléctrica del Paraguay.


Sugieren que ANDE sea supervisada por un ente regulador como medida para paliar insuficiencia eléctrica.

La ITAIPÚ Binacional batió un récord mundial en producción de energía limpia, alcanzando los 98.800.319 mega watts/hora (MWh); no obstante, los cortes son cada vez más frecuentes.

El miembro de la Conducción Nacional del Partido Patria Querida (PPQ), Ingeniero Guillermo López, sostiene que la crisis en la distribución de la energía eléctrica en nuestro país es estructural, pues hace falta una autoridad reguladora que defienda al consumidor y castigue al prestador de servicio. Además, asegura que mientras no se dicte una ley general de electricidad que modernice la organización del sector, hay pocas esperanzas de mejorar la problemática.

“La falta de inversiones en las últimas décadas ha generado un desfasaje entre la capacidad de transporte de las instalaciones actuales frente al incremento del consumo. La sustitución de equipos de distribución eléctrica, que han superado su vida útil, debe hacerse aun si los mismos están funcionando bien, porque esto da seguridad al suministro”, explica López.

Entre las causas de los cortes en los barrios, se encuentra el crecimiento del uso de hornos eléctricos, microondas, placas de inducción, acondicionadores de aire, entre otros artefactos que demandan mucha electricidad. La recomendación del Ing. Guillermo López para evitar las interrupciones en el suministro de energía, consisten en optimizar las líneas y subestaciones, y reforzar las redes eléctricas.

“Es necesario que se mejore la malla de líneas y subestaciones de 66 kV a 23 kV, de modo que cuando una línea o subestación tenga problemas, otra la reemplace en el suministro. También se deben reforzar las redes eléctricas en general, para que la carga máxima nunca supere el 75 por ciento de su capacidad y así poder mantener una reserva del porcentaje restante”, dijo López.

Asimismo, el ingeniero aboga por una red de baja tensión subterránea, redes inteligentes y plantea la necesidad de trabajar coordinadamente con los usuarios, introduciendo una tarifa horaria en tiempo real, para estimular la eficiencia y el ahorro energético, mediante el uso consciente de la energía. Añade que es vital seleccionar bien los árboles que deben convivir con los cables.

Costo del servicio

Al ser consultado sobre la tarifa de la ANDE, López sostuvo que le parece adecuada al ser una tarifa baja, ya que el servicio no es óptimo en relación a los demás mercados. “Es una empresa monopólica arrogante, que carece del concepto de cliente y posee una tarifa inmóvil desde el 2003, sin autoridad reguladora que proteja al usuario”, finalizó.

Compartí: