De entre tantos ejemplares vigentes en la competición, sin duda, uno de los más pequeños junto al Citroën 2CV o el Renault 4, es el Fiat Panda. Normalmente este auto sería visto en las ciudades y muy pocas veces se recurrió a su plataforma para los rallyes siendo el asfalto su territorio.


El Fiat Panda en la Costanera de Asunción.

Los encargados de su desarrollo son los del equipo Orobica Raid y desde 2007 se atreven con el urbano italiano. En sus inicios, contaron con un experimentado Miki Biasion (copilotado por Tiziano Silveiro) en su plantel de pilotos y un segundo auto al mando de Bruno Saby (secundado por Rudy Briani). Este año, su único ejemplar lo lleva la dupla de Giulio Verzeletti y Antonio Cabini.

Su debut en el Rally Lisboa-Dakar 2007. Foto: LaPresse.
Su debut en el Rally Lisboa-Dakar 2007. Foto: LaPresse.

En la actualidad corren bajo el nombre PanDAKAR que no es otra cosa sino un juego de palabras entre el nombre de la competencia y el auto con el que se atreven a surcar los terrenos inhóspitos por donde transita el Rally Raid más duro del planeta. Alcanzaron el puesto 63 en la última etapa.

Lo curioso es que corren con las modificaciones justas respecto al motor de serie, de hecho ni siquiera su motor pasa de ser el original Mjet de 1.9 litros y 190 caballos de fuerza. Su principal temor es el repostaje pues al ser pequeño y verse obligado a recorrer miles de kilómetros, dependerán mayormente de sus camiones de asistencia.

Las especificaciones del PanDAKAR para 2017.
Las especificaciones del PanDAKAR para 2017.

En 2014 estuvieron cerca de llegar a la etapa 11 y quizá esta situación mejore pues las expectativas son elevadas pues han realizado múltiples pruebas durante todo el año. Su equipo se mantiene confiado y los resultados estarán a la vista en los próximos días.