La vuelta a la competencia prometía ser decisiva para las categorías considerando los tiempos de sus líderes, no obstante, se presentó como una prueba extrema para los pilotos: sanciones, abandonos, cambios de posición inesperados e incluso una magnífica repuntada caracterizaron el día jueves.


Los Peugeot lideran la general en medio de un duelo entre Peterhansel y Loeb.

Sunderland arriba y Barreda “se reivindica”. Aunque el británico no ganó la etapa, se mantiene como líder en las motos. La etapa en principio la había ganado el francés Michael Metge, pero el saltarse un Waypoint le valió una sanción de una hora. Finalmente el ganador resultó ser el español Joan Barreda Bort que se encuentra a poco de recuperar la hora que le fuera aplicada como sanción por un repostaje ilegal.

Nuevos caídos. El final de la etapa 10 estuvo marcado por el abandono de 2 candidatos en circunstancias diferentes. Por un lado, el finlandés Mikko Hirvonen colisionó contra un camión para terminar rompiendo el radiador en consecuencia mandando todas sus chances de ganar o llegar al podio a una próxima oportunidad. En motos, Pablo Quintanilla quien venía segundo en la general sufrió los efectos del calor y cayó de su motocicleta tras una serie de mareos y pérdida de consciencia

Demostrando porqué es “Monsieur Dakar”. Aún con el accidente que ocasionó al colisionar contra el esloveno Simon Marcic retrasándolo por hasta 15 minutos, fue capaz de remontar todo el tiempo perdido dejando incluso la diferencia en etapa a 7 minutos 28 de Sebastien Loeb. En la general se revalida su liderazgo por 5 minutos 50 segundos.

Leones con problemas pero siempre al frente. Mientras que Beto Recalde protagonizó un accidente al embestir a un vehículo particular, esto fuera de competencia, Nelson Sanabria tuvo problemas con la torre de navegación de su cuatriciclo retrasándolo en la búsqueda de una solución. Finalmente “la rubia” llegó al puesto 8 en la general.

Compartí: