Descargar el Audio

Las licenciadas Mirtha Paniagua y María Concepción Chávez contaron sus experiencias y aseguraron que es sacrificado ejercer la profesión. "Las asistencia que brindamos siempre es de corazón, lo que tenemos que hacer es con sentimiento, por amor a la profesión". Señalaron que los casos más difíciles de llevar son las que involucran a niños y jóvenes.


Compartí: