La investigadora y política Lilian Soto.
Descargar el Audio

La doctora Lilian Soto (activista de Kuña Pyrendá) opinó sobre las declaraciones monseñor Edmundo Valenzuela quien pidió "no hacer de una piedrita, una montaña" refiriéndose a las denuncias de abusos cometidos por sacerdotes.


“Esa es la posición histórica de la iglesia en este tema. La misma que quemó a las mujeres en la cacería de brujas en la inquisición, la que les quiso poner cinturones de castidad, desconoció derechos e impulsó desde sus púlpitos que no tengamos el control sobre nuestros cuerpos y que minimiza aquello que implica algún tipo de abuso o acoso. Sí me parece importante que sea confrontada la jerarquía de la Iglesia Católica, una jerarquía compuesta exclusivamente compuesta por hombres. Podemos hablar de una cofradía de machos patriarcales” dijo.