Las convenciones de los partidos hegemónicos suelen tener algo en común: las 'sillas voladoras' y la falta de argumentos a la hora de defender sus posturas. Una imagen que recorre las redes así lo refleja.