El expresidente encabeza con un 52,6 % la preferencia de los votantes para las elecciones de 2018 en caso de que se habilite la reelección presidencial hoy prohibida por la Constitución. El actual presidente, Horacio Cartes, figura en segundo lugar, con el 11,9 % según un sondeo publicad hoy. En caso de no haber reelección, la ciudadania opta por el intendente capitalino.


Imagen del expresidente Fernando Lugo. Fuente: EFE

La encuesta, un encargo del diario Última Hora, posiciona en el tercer lugar de esas preferencias al expresidente Nicanor Duarte Frutos, con un 11,5 %, y en cuarto al senador Mario Abdo Benítez, con el 7,9 %, ambos del gobernante Partido Colorado, al igual que Cartes.

En otra encuesta divulgada hoy en el mismo rotativo, el actual intendente de Asunción, Mario Ferreiro, aparece como el favorito de los votantes para los comicios de 2018, pero desde la premisa de que no se habilitará la reelección presidencial.

Desde esa hipótesis, Ferreiro aglutina el voto del 47,3 % de los encuestados, seguido de Abdo Benítez, con el 17,4 %, y con un 16 % por Efraín Alegre, líder del Partido Liberal, el mayor de la oposición.

La encuesta, realizada por el Centro de Investigación de Estudios Socioeconómicos entre 1.200 personas del Gran Asunción y de las principales ciudades del país, se da a conocer cuando Paraguay se encuentra políticamente polarizado por la posibilidad de facultar la reelección presidencial.

Gentileza UH
Gentileza UH


Tanto el izquierdista Frente Guazú, la formación de Lugo, como el conservador Partido Colorado impulsan una iniciativa para tratar en las próximas semanas en el Congreso un proyecto de enmienda constitucional que permita un segundo mandato al exobispo o a Cartes.

De aprobarse esa enmienda, que iría seguida de un referéndum y de unas elecciones partidarias para definir a los candidatos, también podrían optar a la carrera presidencial exmandatarios como Duarte Frutos (2003-2008), quien es junto a Abdo Benítez una de las figuras opositoras a Cartes dentro del Partido Colorado.

Sin embargo la enmienda constitucional, como vía para encajar la reelección en la Carta Magna, es rechazada por la mayoría del Partido Liberal y otras formaciones con representación parlamentaria, que consideran que atenta contra la Constitución.

Estos sectores, que incluyen a los “disidentes” del Partido Colorado, liderados por Benítez, plantean que la única herramienta para habilitar la reelección presidencial es una reforma constitucional a través de una convención constituyente.

Se espera que los partidarios de la enmienda presenten su proyecto en los próximos días en el Senado, pese a que esa herramienta ya fue rechazada en agosto por la Cámara alta.

Quienes se oponen a la enmienda sostienen que no puede volver a ser tratada hasta dentro de un año debido a ese rechazo, según la normativa parlamentaria.EFE