El presidente de Argentina, Mauricio Macri, anunció hoy que para que "nadie dude de las decisiones que toma" y para defender "el interés público y patrimonio del Estado", en los próximos días firmará dos decretos sobre juicios y contrataciones para la gestión de "conflictos de intereses".


Mauricio Macri

En su discurso inaugural del 135 período de sesiones ordinarias legislativas, el mandatario aseveró que “hoy la obra pública dejó de ser sinónimo de corrupción”, un mal que, aseguró, “envicia a lo político” y detrás del cual “hay millones de argentinos sin cloacas (alcantarillado), rutas destrozadas y tragedias que se pudieron haber evitado”.

“La ética y la transparencia no es solo obligación pública. Compromete al sector privado. Por eso, siguiendo altos estándares internacionales pido al Congreso que debata y sancione la ley de responsabilidad empresarial”, concluyó el jefe de Estado, que desde que asumió el cargo en diciembre de 2015 se ha visto señalado por acusaciones fiscales por supuesto conflicto de intereses.

Para el jefe de Estado, la política “tiene que cambiar para representar ese cambio que ya está en la sociedad”.

“La corrupción se combate con transparencia e integridad, en este sentido el Congreso (en 2016) hizo grandes avances con la sanción de la ley de acceso a la información pública y la ley del arrepentido”, sentenció.

“Todos los Gobiernos nacional, provincial y municipal debemos profundizar políticas de integridad pública para cuidar la transparencia y confianza depositada en nosotros”, afirmó, al tiempo que se refirió a la polémica que en las últimas semanas se ha generado por las imputaciones fiscales contra él y parte de su Gobierno.

En ese sentido, recordó que pidió a la Oficina Anticorrupción que cree un mecanismo para separar su actuación “ante cualquier suspicacia frente a un potencial conflicto de intereses”.

“Quiero que todo sea transparente y abierto y que nadie dude de las decisiones que toma este presidente. Y mi deber ético es defender el interés publico y patrimonio del Estado”, confesó.

Es así que anunció que “en los próximos días” se publicarán dos decretos “sobre juicios y contrataciones” para la gestión de “conflictos de intereses”.

Poco antes del discurso del mandatario, se conoció que un fiscal pidió que sea investigado por supuesta asociación ilícita, defraudación contra la administración pública y tráfico de influencias en el otorgamiento de rutas aéreas.

Según la Fiscalía, las supuestas irregularidades se habrían cometido en las contrataciones del Estado con la compañía colombiana Avianca después de que esta comprara en 2016 la aerolínea “Macair Jet”, propiedad del conglomerado económico liderado por el padre del presidente, el empresario Franco Macri.

Además, el pasado 14 de febrero un procurador solicitó que el jefe de Estado y otros miembros del Gobierno sean investigados por la polémica negociación de una millonaria deuda con el Estado que mantenía desde 2001 el grupo empresarial liderado por el padre del mandatario relativa al manejo de los servicios del correo oficial.EFE