La cartera sanitaria alabó hoy el proyecto de una empresa cementera de instalar un sistema de alimentación que desintegrará al año unas 12 mil toneladas de residuos de neumáticos, uno de los principales criaderos del mosquito transmisor del dengue, el zika y el chikunguña.


El ministro de Salud, Antonio Barrios, señaló que la iniciativa de “Yguazu Cementos S.A.” abre el camino para la eliminación de unos 15 millones de cubiertas en desuso que están repartidas en todo Paraguay, muchas de ellas en sus zonas de frontera.

De acuerdo con el ministro, que definió a los neumáticos como “hoteles de cinco estrellas para mosquitos, los cubiertas en desuso representan el 21% de todos los criaderos del mosquito Aedes aegypti.

Barrios añadió que en dos o tres años quedarán eliminadas esas cubiertas en desuso gracias a la planta que construirá la empresa.

“Va a quedar en manos de nosotros los ciudadanos hacer nuestra parte, eliminando criaderos de nuestros domicilios, invirtiendo diez minutos diarios y colaborando con la buena recolección de basura”, dijo Barrios, en un comunicado del Ministerio.

El proyecto de la cementera consiste en la construcción de un sistema de alimentación de neumáticos triturados en su torre de pre calcinación, donde los neumáticos serán desintegrados con las altas temperaturas.

La desintegración no tendrá un impacto negativo en las emisiones de CO2, explicaron representantes durante la presentación del proyecto, en la sede del Ministerio de Industria y Comercio.

Explicaron que el proyecto comenzará a ejecutarse este mes y tiene una inversión de dos millones de dólares.

En lo que va del año en Paraguay hay 16 casos confirmados de dengue, otros 83 no confirmados, más dos probables de chikunguña y uno probable de zika, datos tomados entre el 1 y el 28 de enero según la cartera estatal.

Paraguay registró en 2016 un total de 2.542 casos confirmados de dengue y 16 muertes por esa enfermedad. EFE