La Policía Federal Argentina detuvo en Buenos Aires a un hombre que era conocido en el país por haber ocupado una fiscalía sin ser abogado en la década de 1990 y sobre el que pesaban pedidos de búsqueda y captura en Uruguay y Alemania por narcotráfico, informaron hoy fuentes oficiales.


Foto: Infobae.com

Jorge Daniel Damonte, un argentino de 49 años, fue detenido la semana pasada cerca de su residencia en Buenos Aires tras ser buscado por la Interpol (policía internacional) desde hace un año, explicó el ministerio de Seguridad argentino en un comunicado.

En 2010 ya había estado en prisión en Alemania por tráfico de cocaína.

“La inteligencia criminal y la cooperación internacional que promovemos junto a Interpol nos permitieron arrestar a este prófugo que era intensamente buscado por Alemania y Uruguay”, afirmó la ministra de Seguridad argentina, Patricia Bullrich, quien agregó que “la detención de quienes evaden a la justicia es una de las prioridades del Gobierno Nacional”.

La investigación se profundizó en septiembre de 2016, cuando las fuerzas de seguridad uruguayas emitieron una circular de índice rojo en Interpol.

Actualmente se encuentra a la espera del análisis de su extradición.

Damonte había sido imputado por “tráfico de estupefacientes” y “violación a la ley antinarcóticos”, y se le acusaba de ser uno de los principales líderes de una banda que transportó 340 kilos de cocaína a Hamburgo y 70 kilos a Hong Kong.

El argentino había sido investigado cuando comandaba una fiscalía en la década de 1990 por usurpación de título y uso de documentos falsos y estaba vinculado a organizaciones criminales de Paraguay.

Según el comunicado, 2.300 personas fueron detenidas en Argentina desde la implementación del llamado Comando Unificado Federal de Recaptura de Evadidos. EFE