La ONU advirtió hoy de que un desastre químico puede ocurrir en el este de Ucrania debido al conflicto armado que persiste en esa región prorrusa, donde hay varias instalaciones industriales y de producción de químicos.


“Los combates ahora se están librando en las ciudades, cerca de los centros industriales, y cada vez es mayor el riesgo de que una fábrica sea alcanzada”, dijo el relator de la ONU sobre los derechos humanos y las substancias peligrosas, Baskut Tuncak.

Aseguró que cualquier incidente de ese tipo tendría graves consecuencias para los habitantes de zonas aledañas.

Hace dos semanas, un tiro alcanzó un edificio donde se almacenan 7.000 kilos de gas cloro, aunque ninguno de los contenedores resultó dañado.

La utilización de ese agente químico ha sido documentada por la ONU en ataques contra áreas pobladas por civiles en la guerra civil de Siria.

Según el relator, la ruptura de uno solo de esos contenedores, de 900 kilos, podría matar a cualquiera que se encontrase a una distancia de 200 metros, además de las graves consecuencias para la salud en un radio de 2,5 kilómetros, precisó el experto.

Asimismo, todos los que viviesen a 7,4 kilómetros a la redonda tendrían que ser evacuados dentro de las primeras 24 horas.

La mayoría de las instalaciones industriales de Ucrania están localizadas en la región del conflicto, que estalló en abril de 2014 y que ha llevado a la partición de facto del país, con el apoyo de Rusia.

Allí se encuentran infraestructuras industriales que operan en los sectores de la metalurgia, la minería, la química y eléctrico, y en las que se manipulan explosivos y substancias altamente tóxicas.

Tuncak pidió a las partes del conflicto que permitan la entrada de equipamientos de seguridad básicos para los trabajadores de las plantas de suministro de agua, de modo que ante un eventual daño a los almacenes de gas cloro el personal sobreviva y pueda tomar las medidas de urgencia necesarias. EFE