Adair José Belo es un expolicía militar brasilero de 46 años que aseguran está reuniendo miembros de la familia Rafaat para vengar la muerte de su antiguo jefe asesinado en 2016. Según publicó este martes el portal Amambaynoticias.com, 'Belo' sería quien habría ordenado el crimen del hermano de Jarvis Chimenes 'Pavao'.


El portal de frontera Itaquirai News publicó una nota en la que afirma que ‘Belo’ (quien también trabajó como guardia de ‘Pingo’ Soligo) le declaró la guerra al PCC y tendría intenciones de quedarse con un negocio que mueve más de 300 millones de dólares al año.

El brasileño José Belo Adair es oriundo de Paraná y fue soldado de la Policía Militar de Mato Grosso do Sul.

En 1994, fue exonerado después de ejecutar por orden del narco a un sargento de la PMMS. Fue detenido un año más tarde y se convirtió en informante de la justicia para mapear el tráfico de drogas en el Cono Sur. Años después, fue liberado y volvió a trabajar en el tráfico de drogas.

rony

Su carrera criminal

Según el informe que publica el portal, Belo usa el nombre de su hermano Jorge Altair Belo, cuya esposa, Josiane Vanessa Zilio (32) fue ejecutada en Pedro Juan por disparos de fusil el 31 de agosto de 2016. Estaba embarazada y habría sido ajusticiada por colaborar con traficantes rivales.

De acuerdo con las autoridades en la lucha contra la delincuencia, ‘Belo’ fue pistolero de Rafaat y se encragaba de cooridnar el envío de cocaína desde Bolivia a Sao Paulo. Detenido en 2012, huyó del Centro de Detección de Campo Grande a través de la puerta principal.

El objetivo de ‘Belo’ sería reunir otras bandas en la región en la guerra contra el PCC, especialmente después del comienzo de las revueltas de prisioneros en diferentes partes del país, que tiene a la banda de Sao Paulo como el enemigo a ser golpeado por las organizaciones criminales locales.

Además de los traficantes paraguayos, ‘Belo’ habría reclutado bandas de apoyo de Santa Catarina, Mato Grosso y Bolivia. En Paraná es considerado como un hombre extremadamente peligroso que después de la ejecución de Rafaat desapareció del mapa sin dejar rastro, pero que tendría el apoyo de algunas autoridades para moverse a través de la región.

“La única manera de expulsar el PCC es confiar en el apoyo de otros megatraficantes de Paraguay. El PCC está aliado a Jarvis Chimenes, que también es una figura polémica en el mundo de la delincuencia”, dijo una autoridad que opera en la frontera a Itaquirai.

“Todo el mundo sabe que la figura de un jefe, como Fahd (Georges) y Rafaat mantiene la paz en la frontera. Una vez que Rafaat murió, el aumento de la violencia en Pedro Juan se volvió incontrolable”,