El presidente celebró la resolución de la Corte de Washington comunicando la noticia a través de la red social. La demanda por cien millones de dólares contra el Estado Paraguayo queda de esta manera rechazada.