El sacerdote hindú Yogi Adityanath que tomó posesión hace tres días como jefe de Gobierno de Uttar Pradesh, el estado más poblado de la India, ha comenzado su gobierno con la orden a la Policía para que defienda la moral de las jóvenes y a las vacas que son víctimas de los mataderos ilegales.


(AP Foto/Saurabh Das)

Las “Brigadas anti-Romeos”, como son conocidas en la India las patrullas de Policía que impiden a jóvenes ociosos buscar a las jovencitas cerca de las escuelas, ya están activas “en todo Uttar Pradesh” para velar por el buen comportamiento, afirmó hoy a Efe el portavoz de la Policía regional, Rahul Srivastava.

Además, Adityanath, del BJP del primer ministro, Narendra Modi, ha exigido a la Policía presentar un plan para acabar definitivamente con los “mataderos ilegales”, donde supuestamente se sacrifican vacas, algo prohibido en gran parte de la India al tratarse de un animal sagrado para el hinduismo.

“Las órdenes han llegado desde el Gobierno”, confirmó Srivastava.

Las acciones contra los mataderos, en los que es legal sacrificar búfalos, suelen afectar sobre todo a la comunidad musulmana, que controla el sector, y que ha quedado en una situación incierta tras las elecciones en Uttar Pradesh.

La victoria abrumadora de la formación de Modi en esta región de 200 millones de habitantes, donde contará con 312 de los 403 escaños del Parlamento, han dejado a Adityanath con prácticamente un cheque en blanco para gobernar.

Sin embargo, el octogenario padre de Adityanath, Anand Singh Bisht, ha recomendado a su hijo que tenga en cuenta todos los sectores de la sociedad, incluidas todas esas “musulmanas” que votaron por el BJP para que combatan todo tipo de discriminación contra ellas.

“Mujeres en burka también votaron (al BJP). Necesitas respetar todas las religiones, ganar sus corazones”, sentenció el padre del nuevo líder de Uttar Pradesh, en declaraciones reproducidas por medios locales.

Adityanath, que ha sido parlamentario en cinco ocasiones consecutivas, también ha dado ordenes para tratar de hacer más transparente la administración de Gobierno.

Ordenó la eliminación de todos los puestos de asistentes no funcionariales en organismos, entidades y compañías publicas, y ha dado quince días a todos sus ministros para que den una relación de sus ingresos y activos muebles e inmuebles.

La llegada al poder de Adityanath al poder ha generado una enorme controversia en la India, donde le recuerdan que recientemente pidió al Gobierno emular la medida de la Administración del presidente estadounidense, Donald Trump, de prohibir la entrada de las personas procedentes de seis países musulmanes.

Fundador de la organización hinduista extremista Hindu Yuva Vahini, que ha protagonizado incidentes de violencia comunal, Adityanath pidió en el pasado que lugares de culto musulmanes de la India incluyeran a deidades hindúes.

Además, ha expresado su preocupación por los matrimonios entre jóvenes hindúes y musulmanes y ha exigido que la India, un país secular, sea declarada hindú.

Sin embargo tras su llegada al poder que una de sus prioridades como jefe de Gobierno de Uttar Pradesh será la de mantener al estado libre de “disturbios”, en una región que ha vivido frecuentes choques entre comunidades religiosas, la última de ellas en 2013 con 60 muertos, en su mayoría musulmanes.

El director en la India de la ONG Amnistía Internacional, Aakar Patel, manifestó en un comunicado tras conocer el nombramiento del sacerdote hindú que éste debería garantizar que “sus ideas tóxicas no formen parte de su Gobierno”.

“Al demonizar a los musulmanes, (Adityanath) ha aumentado las divisiones religiosas y expuesto a gente ordinaria ante el riesgo de ser víctima de discriminación, hostilidad y violencia”, subrayó Patel.EFE