La mayoría de los alemanes aspira a un relevo en el liderazgo del país, según un sondeo difundido hoy por el semanario "Stern", aunque paradójicamente el candidato socialdemócrata, Martin Schulz, no cuenta con más apoyo que la canciller, Angela Merkel.


Martin SCHULZ - EP

A seis meses de las elecciones generales de septiembre, un 59 % de los encuestados se pronuncia a favor de un cambio en la dirección del Gobierno, según el sondeo elaborado por el instituto demoscópico Forsa y difundido por la citada publicación.

Esa preferencia por un cambio de liderazgo no va acompañada, sin embargo, de un apoyo mayoritario a que el próximo Gobierno lo dirija el Partido Socialdemócrata (SPD) del candidato a la Cancillería, Martin Schulz.

A la pregunta de cuál debe ser la próxima coalición gubernamental, un 30 % se pronuncia por el mantenimiento de la gran coalición entre los conservadores de Merkel y el SPD.

Dentro de los partidarios de una alianza entre las grandes formaciones, un 47 % considera que el liderazgo debe seguir a manos de la Unión Cristianodemócrata y su aliada Unión Socialcristiana de Baviera (CDU/CSU), frente al 37 % que apuesta por el SPD.

Apenas un 19 % se pronuncia por una novedosa coalición entre el SPD, los Verdes y La Izquierda, mientras que un 18 % lo hace a favor de la asimismo inexplorada alianza, a escala federal, entre CDU/CSU, ecopacifistas y Partido Liberal (FDP).

El SPD eligió el pasado domingo a Schulz como nuevo líder del partido, con un 100 % de los votos, en un congreso extraordinario convocado para ratificarlo también como aspirante a la Cancillería para las generales del 24 de septiembre.

Schulz había sido ya designado para este puesto a principios de enero y desde este las perspectivas de una victoria electoral del SPD se han disparado.

Si a finales de 2016, los pronósticos situaban a los socialdemócratas en porcentajes de entre el 20 y el 22 %, ahora ha subido a porcentajes que oscilan entre el 31 % y el 32 %, empatado a la CDU/CSU o incluso algo por encima de las filas de la canciller.

En la encuesta de Forsa, realizada antes de la ratificación de Schulz este fin de semana, la CDU/CSU se recupera algo, hasta el 34 %, y el SPD se sitúa en el 31 %.

La primera ocasión para medir el llamado “efecto Schulz” en las urnas será el próximo domingo, con las elecciones en el “Land” del Sarre (oeste del país), cuyo gobierno lidera ahora la CDU.

Los últimos sondeos de la televisión pública ARD ante esos comicios regionales apuntan a que las filas de la canciller se mantendrán como primera fuerza, con un 35 %, aunque seguida de cerca por el SPD, con un 34 %.

La tercera formación será, con un 13 %, La Izquierda, liderado por el expresidente socialdemócrata Oskar Lafontaine, mientras que la ultraderechista Alternativa para Alemania obtendría un 6,5 %. EFE