Miles de docentes llegados de diversas provincias argentinas comenzaron a concentrarse hoy en Buenos Aires para reclamar, en medio de una huelga nacional, una negociación en todo el ámbito nacional para conseguir aumentos salariales.


BAS009. BUENOS AIRES (ARGENTINA)- EFE/David Fernández

Este martes, coincidiendo con el tercer paro educativo de 24 horas -que continúa hoy- desde que empezó el curso escolar, varias columnas de profesores de distintas regiones empezaron a marchar desde distintos puntos del país hacia la capital, para concentrarse juntas en la tarde de hoy en la emblemática Plaza de Mayo, frente a la Casa Rosada, sede del Ejecutivo.

Antes, los diversos grupos de manifestantes cortaron varias calles y entradas a la ciudad, lo que provocó multitud de problemas en la circulación del tráfico.

El secretario general de la Unión de Docentes Argentinos (UDA), Sergio Romero, agradeció a los miles de manifestantes su compromiso y remarcó que “en el trayecto educativo tiene que estar la opinión de los trabajadores”

“Nosotros estamos dispuestos a dialogar… ahora… si no hay diálogo evidentemente las medidas de fuerza se van a suceder y el conflicto se va a agravar”, señaló en declaraciones al canal de noticias TN.

La Confederación de Trabajadores de la Educación (CTERA) exige la apertura de negociaciones salariales -conocidas como paritarias- en todo el ámbito nacional -pese a que la educación es una competencia provincial- y aumentos del 35 % para compensar el efecto de la elevada inflación.

Respecto a esta situación, el ministro de Educación, Esteban Bullrich, dijo hoy en declaraciones a Radio La Red que el Gobierno nacional “va a dialogar” con los gremios docentes “cuando se culminen los paros y se cierren las paritarias provinciales” y aclaró que no habrá una negociación salarial nacional porque no es la Nación la que paga los salarios.

El jerarca recordó el plan presentado ayer por el presidente, Mauricio Macri, que integra un proyecto de ley denominado “Plan Maestr@” que fue articulado junto a ministros de Educación de varias provincias y que deberá ser aprobado por el Congreso.

La iniciativa plantea 108 objetivos, 11 de ellos prioritarios, como el de garantizar la educación inicial a partir de los tres años, que para 2026 disminuya un 70 % el abandono escolar o que para 2021 no haya estudiantes de secundaria en el nivel más bajo en ninguna materia.

Bullrich señaló que este plan ya fue presentado a los gremios y que el Gobierno espera sus “comentarios y críticas” al respecto.

Sobre la multitudinaria marcha de los docentes, Bullrich pidió “trabajar juntos para cambiar la realidad de la educación argentina” y destacó el esfuerzo del Gobierno y los 24 Ejecutivos provinciales que quieren “cambiar la realidad” del sistema educativo argentino.

Esta movilización integra las medidas de fuerza impulsadas por los sindicatos de docentes, que convocaron a jornadas de huelga general para los días 15, 16, 21 y 22 de marzo.

Es en la provincia de Buenos Aires donde se ha hecho más palpable el problema, ya que concentra la mayoría de habitantes del país, y donde el Gobierno provincial y los sindicatos todavía no lograron llegar a un entendimiento, lo que ha provocado que las clases en la mayoría de escuelas lleven paralizadas diez días. EFE