El Gobierno suizo ha ampliado la suspensión de la importación desde Brasil de carnes a los 21 productores afectados por el escándalo de la mafia que vendía productos caducados, informó hoy el Departamento federal para la Seguridad Alimentaria y Asuntos Veterinarios.


De acuerdo con el Gobierno y con carnicerías en Suiza no se han llegado a vender por el momento carne vencida, indica la agencia helvética ATS, que señala que las autoridades helvéticas consideran desproporcionada una prohibición total de las importaciones.

Hace una semana Suiza impuso la suspensión temporal a la importación de carnes brasileñas de cuatro compañías en línea con las medidas tomadas en la Unión Europea (UE).

Suiza pidió entonces además al servicio veterinario fronterizo de que refuerce el control de exportaciones de carnes afectadas desde Brasil, dado que comparte fronteras con países comunitarios como Alemania, Francia, Italia y Austria.

El escándalo ha revelado una mafia integrada por agentes públicos y directivos de empresas brasileñas que adulteraban carnes ya caducadas y las remitían a los mercados, tanto locales como externos.

Esas prácticas implicaban el uso de químicos para mejorar el aspecto de las carnes, la falsificación de etiquetas con la fecha de caducidad o la utilización de alimentos no adecuados para el consumo en la elaboración de embutidos, entre muchas otras irregularidades. EFE