El crack brasileño negó que el equipo dependa de él para ganar y aseguró que si está centrada la Canarinha "es la mejor selección del mundo".


“Siempre dije que nunca existió la ‘Neymardependencia’, estamos hablando de la selección brasileña. Nuestro equipo, en mi opinión, si está centrado, es el mejor. Lo sabemos. Tenemos la humildad de reconocer los rivales, tenemos que jugar”, dijo Neymar en la rueda de prensa previa al Brasil-Paraguay de este martes en Sao Paulo.

El jugador del Barcelona resaltó que la llegada de Tite al banquillo ha devuelto el orgullo y la confianza a los pentacampeones del mundo.

“A veces no encajaba una pieza u otra, pero el profesor (Tite) llegó, nos ajustó y pasamos a jugar fútbol. No cambiaron tanto los jugadores, y sí la forma de jugar. Todos aparecen ahora”, agregó el delantero.

Para Neymar, Brasil “volvió a jugar fútbol, a marcar bien, salir jugando. Es difícil ganarle”.

“Pasamos a tener confianza para buscar nuestra identidad y lo conseguimos. En la selección, no importa el año, donde sea, siempre será una de las principales”, comentó.

“Sabemos el peso de cargar esta camisa. Tenemos que trabajar, no vale solo hablar. La camisa no juega sola. Estamos felices, entrenando, jugando bien. Esperamos que contra Paraguay hagamos otro buen partido”, dijo el goleador brasileño.

Ante el conjunto guaraní, Neymar volverá a ser el capitán de Brasil, algo que no sucedía desde la final de los Juegos Olímpicos de Río 2016.

“Fue una decisión que tomé por todo lo que sucedió, todo lo que se dijo de mí. Sentí que no era el momento de ejercer esta posición”, dijo el crack brasileño, elegido por Tite para llevar nuevamente el brazalete ante Paraguay.

“Me hace muy feliz su decisión de elegirme y lo hago por él”, aseguró Neymar, quien definió a su seleccionador como alguien “para quien vale cualquier esfuerzo” y que “admiraba de lejos y pasé a admirar todavía más” al trabajar con él.

Neymar vive un gran momento de forma que le ha valido numerosos elogios tanto por sus buenas actuaciones con el conjunto catalán como por su buen partido ante Uruguay (1-4), en el que logró un gol y llevó a la desesperación a la zaga charrúa.

“Estoy muy feliz por el momento que estoy viviendo”, añadió Neymar, quien rechazó ser comparado al argentino Lionel Messi y al portugués Cristiano Ronaldo como mejor jugador del mundo.

“No me siento cómodo en hablar de esto, ni me gusta. Son dos cracks manteniendo un nivel gigante. Los admiro a ambos. Uno de ellos está a mi lado cada día, el mejor con el que ya jugué. No sé si es el momento (de ser el mejor del mundo), sólo quiero ser mejor que yo mismo, quiero siempre superarme”, aseguró.

Neymar admitió la importancia de Messi en su progresión como futbolista.

“Me ayudó mucho. Tuve muchas dificultades en el inicio (en el Barça). El mejor del mundo viene y te dice ‘calma, las cosas se encajarán, haz tu fútbol’. Me hizo bien esto. Siempre tienes miedo de hablar con tu ídolo, pero esto me ayudó a relajarme. Tenemos una relación maravillosa, somos amigos, y esto ayuda en el campo”, agregó. EFE