El presidente argentino, Mauricio Macri, instó hoy a mejorar la educación pública para impulsar la igualdad de oportunidades entre los jóvenes y el acceso a empleo de calidad y de esa forma reducir la pobreza, que afecta a 30,3 % de la población. El vecino país cumple un mes de paro docente.


“Si queremos reducir la pobreza tenemos que generar trabajo. Y este es el camino que hemos emprendido”, dijo el jefe de Estado durante la inauguración de un nuevo centro de transbordo de transporte público en Buenos Aires.

La culminación de obras como esta, cuyo origen se remonta al tiempo en que Macri era alcalde de la capital argentina (2007-2015), son para él “la buena noticia” de que se crea “trabajo del bueno” y destacó que la “mano e inteligencia” de los jóvenes que trabajan en ellas están contribuyendo al crecimiento del país.

“Hacer política es estar cerca, cuidar a la gente, tener un proyecto que incluya a todos. Este es el camino que hemos emprendido, intentando recuperar el valor del diálogo entre los argentinos”, añadió, convencido de que no hay que detenerse “frente a aquellos que quieren que este cambio no avance”, en referencia a la oposición.

El mandatario, que asumió el cargo en diciembre de 2015 tras doce años de Gobiernos kirchneristas, se refirió al conflicto entre los sindicatos de docentes y el Ejecutivo de la provincia de Buenos Aires, la más poblada del país, que reclaman desde hace semanas, con paros y marchas, aumentos salariales.

“Estamos en una discusión de fondo cuando discutimos que queremos mejorar la calidad de la educación pública, porque eso es lo que iguala oportunidades”, subrayó Macri.

A su juicio, este debate tiene que llegar “hasta el final”.

“Porque queremos dar herramientas a nuestros docentes para que puedan transmitírselas a nuestros chicos para que consigan los mejores trabajos del siglo XXI. Es el desafío”, destacó.

Se mostró convencido de la necesidad de pensar “en el largo plazo, no en el atajo, en la mentira o el parche” y hacer las cosas de fondo que ayudan a que el país pueda crecer y generar las herramientas para que cada argentino “pueda elegir y vivir donde nació, porque va a haber trabajo”.

Valoró el empleo que supondrán los 20.000 kilómetros de carreteras en obras hasta 2019, de los que 2.800 serán de autopistas, que reducirán “la cantidad de accidentes” y aumentarán la “potencialidad productiva”.

Destacó además las obras en 19 aeropuertos, luego de que se reordenaran y aumentaran las licencias para el espacio aéreo del país, lo que denominó una “revolución de aviones”, para que “todo el mundo pueda volar y no tenga que pasar por Buenos Aires”.

Macri, que estuvo acompañado en el acto por el alcalde de la capital argentina, Horacio Rodríguez Larreta, y la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, llegó esta mañana a Argentina tras varios días de visita en los Países Bajos.

De Holanda reconoció el afecto e interés por el pueblo argentino, algo que tiene “mucho que ver” con “la maravillosa reina de origen argentino”, en referencia a Máxima.

“Todos creyendo que tenemos un enorme futuro por delante, querer ser socios nuestros. En crecer en producción de alimentos, de energía, en hacer obras en lo que ellos son muy buenos”, afirmó.

“Son el 2 % del territorio argentino y están entre los 20 países más importantes del mundo y quieren venir a ayudarnos acá (…) a ampliar los puertos, participar en desarrollo de mercado de energía…”, concluyó.

La obra inaugurada hoy permitirá el uso coordinado de los distintos medios de transporte de la capital (metro, autobús y tren) y brindará a diario movilización ágil para alrededor de un millón de personas. EFE