Descargar el Audio

El comunicador salió al aire desde el sanatorio donde se recupera de una angioplastía y bromeó con la dupla que lo reemplaza. "¡Escucho un serrucho terrible! Es la gran vengaza que yo no este y hacen lo que quieren. ¡Ustedes son peores que Maduro!".


Sobre la cirugía a la que fue sometido, contó: “Me hicieron un stent bastante grande para que succione mejor el corazón, todavía no siento nada”.

Y se despidió diciendo: “Quiero que sepan que hay que informar, informar, informar. Estoy orgulloso de cada uno de ustedes. Puedo faltar y operarme cuando quiera porque está en buenas manos Radio Ñanduti”.

¡Fuerza don Humberto!