Más allá de desenchufar los electrodomésticos cuando están en desuso, utilizar menos tiempo el aire acondicionado y tratar de no abrir a cada rato la puerta de la heladera (acciones útiles para ahorrar energía), hay otra medida mucho más efectiva para tu bolsillo, teniendo en cuenta el tarifazo de la ANDE: migrar a la iluminación de tecnología LED.


Unos 746.000 usuarios de la Administración Nacional de Electricidad (ANDE) se vieron afectados desde el pasado lunes 20 de marzo ante el incremento de entre el 10% y 20% en las tarifas del servicio eléctrico. Esta suba rige para quienes consumen más de 300 kWh al mes, es decir, los que habitualmente pagan G. 110.000 como mínimo o más.

Años atrás, tomar la decisión de invertir en iluminación LED implicaba un análisis minucioso en el que se debía reflejar el retorno de la inversión a lo largo de varios años. Hoy día, con ayuda de los avances tecnológicos la eficiencia lumínica aumentó mientras los costos disminuyeron. Invertir en LED trae consigo beneficios económicos a corto plazo.

Sin menospreciar los consejos para ser más conscientes en el uso de la energía eléctrica, cabe mencionar que hay una solución muy efectiva que, además, trae beneficios múltiples: migrar a los sistemas de iluminación con tecnología LED.

¿Qué son las luces LED?

LED proviene de las siglas en inglés L.E.D. (Light Emitting Diode) que significa diodo emisor de luz. Se trata de un cuerpo semiconductor sólido de gran resistencia, que al recibir una corriente eléctrica de muy baja intensidad emite luz de forma eficiente y con alto rendimiento.

¿Cuáles son las ventajas de cambiar las lámparas convencionales por las de tecnología LED?

Ante consultas hechas a LABSOL, empresa del Grupo Luminotecnia que realiza evaluación de eficiencia energética de diversos tipos de lámparas, recabamos que:

– El principal aporte de las lámparas LED es el menor consumo energético. El ahorro es de hasta un 85%.

– Actualmente, los productos LED llegan al mismo nivel de iluminación de las lámparas convencionales.

– Las lámparas LED son amigables con el medioambiente, sus componentes electrónicos no poseen elementos químicos tóxicos.

– Tienen una mayor vida útil: una lámpara LED dura mucho más tiempo que una convencional, por lo que no hay que preocuparse por cambiarla a cada rato.

led

¿Cómo diferenciamos una lámpara LED de las convencionales?

Las lámparas convencionales son las que estamos acostumbrados a comprar. Podemos diferenciar a las LED por el diseño tecnológico en sí mismo. La mayoría de las lámparas LED tienen identificadas y visibles sus características en los paquetes.

¿Cuánto cuesta equipar un hogar con iluminación LED?

Equipar un hogar tradicional con iluminación LED costaría cerca de Gs. 480.000 (cada hogar tiene en promedio 20 lámparas) y con iluminación convencional Gs. 268.000.

¿Cuál es el ahorro al utilizar la tecnología LED, tomando como base dos años de consumo?

Según los datos proveídos por LABSOL:

– Reemplazando las lámparas convencionales por las LED, se ahorran Gs. 3.153.788.

– Reemplazando las lámparas de bajo consumo por las LED, se ahorran Gs. 498.048.

Estas cifras parten de una base de 20 lámparas en promedio por hogar.

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de adquirir lámparas LED para una vivienda?

– Lámparas a partir de 8 watts.

– Que tengan como mínimo 700 lúmenes.

– Luz cálida de 3000K.

– El índice de reproducción de colores IRC a partir de 90.

– Preferentemente comprar marcas reconocidas, las cuales aseguran estas especificaciones.

Compartí: