El español Rafael Nadal, que esta semana defenderá el título en el Barcelona Banc Sabadell-Trofeo Conde de Godó tras ganar su décimo título en Montecarlo, explicó hoy que su objetivo es "mantener un nivel alto, sin lesiones" de aquí a lo que resta de temporada.


“A partir de ahí, habrán días mejores y peores, pero necesito estar sano, es vital. Sin eso no hay nada positivo”, manifestó a su llegada a Barcelona.

El mallorquín asistió hoy, junto a Marc López, con el que ganó el oro de dobles en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, a una sesión fotográfica conmemorativa del 25 aniversario de Barcelona’92, en la que también ha participado Antonio Rebollo, el arquero que encendió el pebetero en la inauguración del evento.

Su visita el Estadio Lluís Companys fue el primer acto de Nadal previsto para hoy en la capital catalana, donde esta semana intentará conquistar su décimo Godó.

“He hecho un gran inicio de temporada, he tenido opciones para ganar en todo los torneos que he disputado y ahora llego a Barcelona tras ganar Montecarlo; estoy donde quería estar”, subrayó después en rueda de prensa.

En el Principado, barrió en la final a su compatriota Albert Ramos (6-1 y 6-3), en un partido casi perfecto. “Margen de mejora siempre hay, porque sino esto sería muy aburrido, pero ayer lo hice casi todo bien: golpeé bien la derecha y el revés, subía a la red, me moví bien y saque mejor de lo habitual”, destacó.

Ahora, intentará mantener “ese nivel de exigencia física y mental” en Barcelona y después extenderla a Madrid y Roma, los torneos previos a Roland Garros.

Rafa Nadal entrenará esta tarde en las pistas del RCT Barcelona-1899, pero solo para “tocar un ratito la pelota y soltar el cuerpo”, preciso.

Será mañana cuando prepare, en serio, su estreno en el Godó 2017, que se producirá, el próximo miércoles, con el ganador del partido entre el argentino Renzo Olivo y el brasileño Rogerio Dutra Silva.

En el abierto barcelonés, defenderá el título ante algunos de los mejores especialistas de esta superficie y también con el número uno del mundo, el escocés Andy Murray.

Murray, falto de competición tras caer en su debut en Indian Wells y en octavos de final del abierto monegasco, ha decidido jugar el Godó cinco años después de su última participación.

“En las últimas horas, los cuadros de los torneos acostumbran a empeorar y éste, en cambio, ha mejorado. El torneo ha ganado, a última hora, a dos jugadores de gran nivel, como Murray y (Alexander) Zverev, y ha perdido uno como (Kei) Nishikori”, valoró. EFE