Varias líneas de metro fueron objeto de una colocación "salvaje" e ilegal de carteles antiabortistas en el metro de París.


“La RATP ha sido víctima de un acto malintencionado con la pegada salvaje de carteles en zonas de varias líneas de metro”, dijo en un comunicado la empresa, que anunció que “denunciará” este acto.

En los carteles aparecen los rostros de los candidatos a las presidenciales francesas, los eliminados en el primer turno (François Fillon y Jean-Luc Mélenchon) y los que se clasificaron para el segundo del 7 de mayo (Emmanuel Macron y Marine Le Pen), con mensajes a favor de la vida de los embriones.

Ninguno de los cuatro está a favor de penalizar el derecho al aborto.

Los carteles están firmados con el logotipo de Les Survivants, un movimiento antiabortista que denuncia el matrimonio homosexual y que se posiciona contra “la planificación fría de los nacimientos”.

Francia despenalizó la interrupción voluntaria del embarazo en 1975 y desde entonces ha habido varias reformas.

Las últimas, obra del actual Gobierno socialista de François Hollande, flexibilizaron los casos en los que se puede interrumpir voluntariamente el embarazo.

Se eliminó la noción de “angustia”, que era necesaria para que una mujer pudiera acogerse al aborto en determinados casos, se suprimió el periodo obligatorio de reflexión y se garantizó el reembolso por parte de la Seguridad Social de la totalidad de los gastos derivados del aborto. EFE