"Esas afirmaciones son falsas y en ningún momento las expresé" señala la nota aclaratoria (una más) difundida por el arzobispo. Dijo que se limitó a pedirle "a un periodista particular (nuestro colega Rufo Diana)" que abandonara la sala del Arzobispado porque su audiencia con el ministro Riera era "privada". La versión del cronista de Ñanduti fue confirmada por su compañero de Radio Mil.


azo