El próximo viernes 12 de mayo a las 21 horas se llevará a cabo una función especial del unipersonal teatral "Mandela", escrito por Pablo Di Génova, dirigido por Marcela Gilabert e interpretado por el actor Christian Olmedo.


La función se realizará en el Centro Cultural Mborore (Alfredo Seiferheld y Charles de Gaulle) y con la misma se ayudará a las obras que realiza la Fundación San Rafael. El valor de las mismas será de Gs. 80.000 y ya pueden ser adquiridas en dicho Centro Cultural y la Fundación San Rafael.

“Mandela” fue estrenado en el país recientemente y es el primer unipersonal a nivel mundial dedicado al gran líder sudafricano, que además fue pensado, proyectado y producido completamente en Paraguay.

En esta obra, se destacan los sentimientos, pensamientos y vivencias de un Mandela que escribió varias páginas de la Historia Contemporánea Universal; marcando un precedente en la lucha por los derechos y la equidad no sólo de su pueblo en Sudáfrica, sino por todos aquellos pueblos que sufrían los vejámenes del apartheid y la desigualdad y, que a pesar de las adversidades dejó un legado de esperanza a la Humanidad.

La Asistencia de Dirección está a cargo de Henry Fornerón y Erik Gehre; mientras que la producción la encara Maravichu Producciones, y la Gestión de Prensa está en manos de Alejandra Szpecht.

 “Pinta tu aldea y pintarás el Mundo” (León Tolstoi)

Cuando ya no quede nada, cuando el pozo sea un abismo, una caída infinita por paredes resbaladizas, cuando el amor se enfrente a la muerte, cuando la muerte se vista con los atuendos de tu enemigo, cuando los días no tengan principio ni fin, cuando la noche no se diferencie del alba, cuando los proyectos se te escurran por los dedos, cuando tu país se vuelva ajeno, cuando a tus hijos te los arrebate la indigencia, cuando a tu esposa la humillen por sus carencias, cuando los perros enflaquezcan sus ladridos y los lobos extravíen sus aullidos, cuando el poder lo tengan otros, cuando el dinero engrose el bolsillo del explotador, cuando la salud sea una aspiración sin sentido, cuando el hambre te socave el estómago, cuando la despedida se vuelva nuestro saludo, cuando no queden huesos por romper, ni músculos por tensar, cuando la carne se chamusque en la hoguera, cuando el final sea comienzo de algo incierto, cuando lo que fui se vuelva parte del olvido, cuando la injusticia deambule por nuestro barrio, cuando el pan no sea nuestro ni de cada día, cuando y ya no quede un ápice para perder, descubriremos al “reparador de sueños”, descubriremos a nuestro Mandela.

Esta es una obra que no nos cuenta su biografía, sino que nos habla de sus sueños de libertad. Un actor nos vivencia la vida de este ser que nos entrega un camino a un mundo mejor, a un mundo de solidaridad y por el otro, nos muestra que los ideales pueden ser el camino a la libertad del ser.