Estados Unidos expresó su apoyo franco y explícito a la "marrocanidad" del Sahara a través de la ley presupuestaria del ejercicio 2017, adoptada por el Congreso y promulgada por el presidente Donald Trump.


“Marruecos se felicita de las disposiciones relativas al Sahara marroquí contenidas en la ley presupuestaria del ejercicio 2017 de Estados Unidos” aclara AAEE/Cooperación internacional en su comunicado.
Esta ley prevé que los fondos destinados a Marruecos son igualmente utilizados en el Sahara marroquí. En efecto la ley dispone que “los fondos otorgados (a Marruecos) bajo el Título III…. Deben ser disponibles a la asistencia en el Sahara Occidental”, precisa MAECI.
El informe que acompaña dicha ley explicando sus disposiciones, reafirma, sin ambigüedad, el apoyo del Congreso americano a la Iniciativa marroquí de autonomía en sus provincias del Sur y subraya, de este modo, que “el Secretario de Estado debe proseguir un arreglo negociado de este diferendo, conforme a la política de Estados Unidos de apoyo a una solución basada  en una fórmula de autonomía bajo la soberanía de Marruecos”.
Por otra parte, en este texto, la Administración americana está estimulada “en apoyar las inversiones del sector privado en el Sahara occidental”, subraya el mismo comunicado.
Por otra parte, la ley adoptada por el Congreso y promulgada por el presidente americano pide al secretario de Estado presentar un informe dentro de 45 días “que describa las disposiciones tomadas para reforzar el control del suministro de la asistencia humanitaria a los refugiados en Africa del Norte”, alusión explícita y directa a la población de los campamentos argelinos de Tinduf.

Malawi retiró su apoyo a la RASD

La retirada de reconocimiento a la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) por parte de Malawi es una materialización de una visión real orientada hacia África, dijo en Rabat el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación Internacional, Nasser Bourita.

“Esta retirada se ha concretizado gracias a la implicación personal de SM el Rey y a una visión real orientada hacia África, que ha experimentado estos últimos meses un fuerte impulso hacia África meridional”, subrayó Bourita en una rueda de prensa tras reunirse con su homólogo malauí, Francis Kasaila.

Se trata también de una confirmación de que el continente africano ha empezado a tomar conciencia de la realidad de este asunto, tomando decisiones diplomáticas conformes a la legalidad internacional y a la Carta de las Naciones Unidas, afirmó el ministro.

Malawi es el 35º país africano que retiró su reconocimiento a la “RASD”, recordó el ministro, afirmando que este proceso continuará para hacer prevalecer la legalidad internacional y la verdad sobre el conflicto artificial en torno al Sáhara marroquí.

El ministro de Asuntos Exteriores de Malawi anunció que su país ha retirado su reconocimiento a la quimérica “RASD”, y apoya los esfuerzos de la ONU para lograr una solución política duradera y mutuamente aceptable a esta controversia.