El ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca de Uruguay, Tabaré Aguerre, destacó en Pekín la importancia geoestratégica de su país para la nueva iniciativa impulsada por el presidente chino Xi Jinping, para reavivar el antiguo corredor comercial.


Ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca de Uruguay, Tabaré Aguerre

“Uno de los aspectos que nos vincula con la Nueva Ruta de la Seda es que Uruguay cuenta con altos servicios logísticos, financieros y turísticos en un lugar estratégico de América del Sur, entre Argentina y Brasil”, señaló Aguerre en rueda de prensa en la embajada uruguaya en Pekín.

“Cuando se pensó este concepto hace cientos de años, se trataba de una ruta terrestre hacia Europa y Asia Central”, pero “a nosotros nos gustaría imaginar la otra parte: una ruta marítima que se dirija hacia América Latina”, agregó.

Aguerre, quien participará el domingo y el lunes próximos en un foro internacional en Pekín sobre las nuevas Rutas de la Seda, afirmó que Uruguay cuenta con “algunos de los puertos estratégicos más importantes de la región del Cono Sur con salida al Atlántico” lo que tiene “gran valor estratégico”.

El foro, que se celebrará en Pekín, contará con la asistencia de jefes de Estado o de Gobierno de veintiocho países, entre de Rusia, Turquía, Argentina, Chile, España o Italia.

“Después de casi treinta años de relaciones bilaterales entre China y Uruguay, nuestra visita tiene tres objetivos: seguir generando intercambios a todos los niveles, consolidar nuestra asociación estratégica y apoyar las relaciones comerciales entre empresas chinas y uruguayas”, enumeró Aguerre.

Incidió en que “el crecimiento cuantitativo de la demanda china llega acompañado de una creciente preocupación de los consumidores chinos por los impactos medioambientales y la inocuidad alimentaria”.

“La oportunidad es cuantitativa, pero el desafío es cualitativo: no sólo proveemos de productos a China, sino que lo hacemos con los máximos estándares”, aseguró.

Recordó que el 20 % de la carne de res que importa China procede de Uruguay, un país con “3,5 millones de habitantes y 12 millones de vacas” y “el único” que controla la “trazabilidad integral” de estos animales desde que nacen “hasta que llegan al frigorífico”.

China es el primer socio comercial del país latinoamericano y recibió el 25 % de las exportaciones uruguayas en 2016, en especial de carne vacuna (más del 50 %), soja y fibras.

Aguerre también viajará el próximo martes a Shanghái para visitar la Feria Sial, “la mayor muestra de innovación alimentaria en Asia”, junto con representantes del Instituto Nacional de Carnes y del área comercial uruguaya en esa ciudad. EFE