La Cámara Paraguaya de Procesadores de Oleaginosas y Cereales (CAPPRO) desarrolló una charla en la que mencionó los avances en materia de seguridad industrial y la necesidad de una cultura sobre el tema. Expertos de las empresas asociadas explicaron los casos más comunes de accidentes en el sector de oleaginosas y cómo prevenirlos.


El evento fue realizado en el marco de una serie de charlas organizadas por la CAPPRO, con la presencia de representantes de las empresas que conforman el gremio y miembros de la prensa. Los temas abordados fueron los correspondientes a seguridad en las actividades del sector.

“En esta primera charla del año mostraremos lo que hacen las empresas asociadas a la CAPPRO en materia de seguridad, cuidado al medioambiente y la importancia que se le da a estos factores”, refirió al iniciar Juan Tizado, Presidente de la Cámara.

Posteriormente, Ray Mendoza López, Jefe de Seguridad Industrial y Medio Ambiente de Bunge Paraguay S.A., habló acerca de la seguridad en las plantas de acopio y de las normativas nacionales e internacionales aplicadas. “Los requisitos a nivel nacional son básicos, por ende, las empresas de la cámara adoptan los más altos estándares de las industrias de la región. Después de todo, esto representa una garantía en la calidad de vida de nuestros colaboradores”, agregó.

Asimismo, temas como; recomendaciones dentro de los silos, el uso de instrumentos (tapabocas, cascos, lentes, guantes y protectores auditivos), el conocimiento de las señales y avisos de precaución, las reglas generales, los controles químicos, utilización de maquinarias, casos de sofocación, y los principales riegos y causales de accidentes, fueron abordados por el profesional.

Por su parte, Manuel Brítez Lezcano, Supervisor de Seguridad, Salud Ocupacional y Ambiente de Louis Dreyfus Company Paraguay, ahondó sobre los riesgos y peligros  en los trabajos, al mismo tiempo resaltó que el 96% de los casos de accidentes se producen a causa del factor humano. Sobre el punto mencionó que los jugueteos, la fatiga, el consumo de alcohol, el exceso de confianza y factores como la condición insegura son algunos de los elementos más comunes por los cuales se producen los accidentes que en su mayoría pueden ser evitados.

“La obtención de cero accidentes se encuentra en el desafío de llegar a construir una cultura de seguridad, no solo estableciendo normas, estándares o realizando inversiones en recursos físicos (herramientas, equipamientos o maquinarias de procesos), porque el 96% de los accidentes ocurren por causas humanas. Así que nuestra estrategia es sobre las personas, los colaboradores”, enfatizó Brítez.

Los Sistemas de Gestión de la Seguridad (SGS), el análisis de riesgo de los procesos, el orden y la limpieza, la respuesta ante emergencias, el marco normativo para la seguridad industrial en el Paraguay y lo referente a la seguridad logística para el transporte de granos y sub productos fueron otras aristas en las que el profesional se explayó durante su disertación.

Habrá más talleres en la Cappro

Juan Tizado, Presidente de la CAPPRO, mencionó que estiman realizar cuatro charlas más de este tipo en el transcurso del 2017 y que el tema definido para la segunda ocasión trata sobre el Proceso Industrial de molienda de soja. “Se explicará en qué consiste, cómo se le agrega valor a la soja, qué inversiones son necesarias para desarrollar la industria y los beneficios a nivel social y económico”, concluyó.