El grupo de paraguayos se encuentra desde el jueves en el santuario de Fátima para participar en el centenario de las apariciones marianas.


Peregrinos que aguardan la visita del papa Francisco en Portugal. | Foto: EFE.

“Venimos para participar en estos cien años de la aparición de la Virgen y estamos aquí para ganar la indulgencia”, explicó Teresa González (una de las peregrinas, devota paraguaya que reside en Asunción).

Este grupo de paraguayos viene a Fátima desde hace años, cada 13 de mayo coincidiendo con la efemérides de la primera aparición a los tres niños pastores. Su principal referente en este viaje es además de la Virgen de Fátima, el papa Francisco al que definen como “su amigo”.

“Él nos quiere y nosotros le queremos a él”, aseguró la portavoz de la expedición paraguaya.

Además, este grupo de fieles paraguayos tiene previsto hacer en las próximas semanas una gira por los principales lugares de culto y peregrinación de Europa.

Santiago de Compostela (España), Lourdes (Francia) o el Santuario bosnio de la Virgen María Reina de la Paz serán algunos de los próximos destinos. EFE