La Bolsa de Sao Paulo inició la jornada de hoy con fuerte tendencia negativa. Tras diez minutos de subastas, Ibovespa se desplomaba un 8,47%, luego el escándalo de corrupción destapado este miércoles y que salpica directamente al presidente de Brasil, Michel Temer.


En el mercado de cambios, el real brasileño abrió con una fuerte depreciación del 6,89% frente al dólar, que era vendido a 3,315 reales.

Luego de perder más del 10% en la primera rueda de negociación, las operaciones fueron suspendidas mediante el mecanismo “circuit breaker”, el cual suspende durante media hora las operaciones cuando el principal índice supera una caída del 10%.

Este jueves fue accionado después de que muchos valores estrella , como los títulos estatales de la petrolera Petrobras y los del Banco do Brasil se desplomaran cerca del 20%.

Las operaciones de este jueves en el mercado a vista del Ibovespa comenzaron retrasadas después de que las acciones de Petrobras perdieran en el mercado futuro más del 18%.

El “circuit breaker” no era accionado desde octubre de 2008, cuando en medio de la crisis internacional que sacudió los mercados bursátiles, Sao Paulo, la mayor plaza latinoamericana por volumen de mercado negociado, cayó más del 10%. La mayoría de las 59 acciones que componen el índice iniciaron el día en terreno negativo y rápidamente descendieron al borde del límite máximo de caída.

El Ibovespa cerró con un retroceso del 1,67 % en la jornada, luego de seis sesiones seguidas al alza. Llegó hoy a caer el 10,46% y situarse en los 60.470 enteros, más de 7.000 unidades abajo.

Tras media hora de interrupción, el mercado de Sao Paulo reabrirá, aunque si cae más del 15% nuevamente volverá a activarse la suspensión por una hora. En caso de reabrir y seguir bajando más del 20% la interrupción será por tiempo indeterminado.