Un tribunal de Sofía condenó al un ciudadano búlgaro acusado de entrenarse en el uso de armas de fuego con la intención de unirse a grupos terroristas yihadistas en Siria.


El condenado de 21 años de edad y doble nacionalidad búlgara y australiana, fue detenido el pasado septiembre después de que las autoridades confirmaran que había estado visitando centros privados de tiro.

Los profesores de tiro alertaron a las autoridades cuando el condenado les confesó que al disparar veía a personas reales y no blancos de entrenamiento.

La Fiscalía informó que el hombre había viajado a Siria en 2013 con la intención de sumarse a un grupo terrorista, pero que entonces fue rechazado al no tener entrenamiento militar.

Un análisis de su ordenador mostró que había buscado en internet vídeos y textos relacionados con el grupo Al Nusra (antigua filial de Al Qaeda en Siria) y con el Estado Islámico (EI). EFE