"Carolina Marín fue asesinada por ser mujer, por ser pobre en una sociedad que hasta hace poco reconocía implícitamente el criadazgo en la Ley del Trabajo Doméstico" dice el comunicado difundido por las trabajadoras.


Aseguran que el Estado no protegió a la joven en su derecho de vivir una vida libre de violencia y exigen justicia “con condenas ejemplares”.

Además de solicitar el esclarecimiento del asesinato de Carolina, señalan que seguirán luchando porque se las reconozca como trabajadoras en iguales condiciones que todos.