El suizo jugará su segunda final en Roland Garros tras remontar al británico Andy Murray en un partido intenso y largo, que duró más de 4 horas y media, y acabó 6-7 (6), 6-3, 5-7, 7-6 (3) y 6-1.


El vencedor de la edición de 2015, que tiene 32 años y 75 días, se convirtió en el finalista más veterano en París desde el yugoslavo Niki Pilic en 1973.

El helvético jugará la cuarta final de un Grand Slam en su carrera, sin que haya perdido ninguna de las anteriores, contra el vencedor del duelo entre el español Rafael Nadal, que busca su décimo Roland Garros, y el austríaco Dominic Thiem, que a sus 23 años no ha disputado ninguna final de un grande. EFE