También estuvo presente el ministro de Educación Enrique Riera. Fue en el marco de la reunión de los representantes del Programa Scholas Paraguay. Participaron del “HangOut: Papa Francisco” que se realizó de forma simultánea con ministros y estudiantes de ocho países desde la sala de reuniones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en Asunción.


Papa Francisco dialogó sobre globalización con estudiantes y ministro paraguayo

Del diálogo con el Papa participaron ocho grupos de nueve jóvenes, representantes de varios países, y a Paraguay representó el estudiante Francisco Acosta. “Estuvimos interconectados en simultáneo, él (El Papa), nos escuchó a todos y después nos respondió”, explicó el ministro Riera.

Durante la conversación, el Papa Francisco señaló que uno de los efectos de la actual globalización es la reducción de la diversidad y la estandarización tanto de las personas como de las sociedades. “O todos son iguales o no existen”, dijo. En cambio, afirmó, una verdadera globalización sí buscamos la unidad pero cada uno mantiene su propia peculiaridad y riqueza, y ese es el desafío de Scholas.

El Sumo Pontífice también animó a los jóvenes a hacer escuchar su voz genuina para no quedar excluidos “dentro una de una sociedad cada vez más elitista, más excluyente y menos participadora”.

Finalmente, agradeció a todas las personas que contribuyen con el programa Scholas y alentó a todos a buscar “su sentido en la vida” para de ese modo ir “globalizándonos humanamente”.

Luego de la conversación con el Santo Padre, el ministro Riera destacó la importancia de sus palabras y del programa Scholas que se impulsa desde el Vaticano.

“El Papa nos ratificó que todos tenemos un lugar en el mundo, que debemos tener una globalización más humana”, dijo al señalar que Scholas es un programa estrella que vino para quedarse en Paraguay y a trabajar con apoyo del MEC, con una metodología que se basa en una educación en valores y ciudadanía, de modo a entender que somos diferentes, tener una visión mucho más incluyente.

Francisco Acosta, el joven representante de Paraguay explicó que “hablar con el Papa fue un privilegio, es una experiencia valiosa” y que ese sentimiento busca trasmitirle a todos los colegios “para fomentar la cultura del encuentro y crear vínculos entre pares”.

Destacó que la idea con el programa Scholas es llegar a más departamentos del país, dejar a un lado las diferencias, y siendo libres de expresión y ser empáticos con los demás.

Agencia IP