El Ministro de Salud Antonio Barrios indicó que se dio inicio al proceso de liberación paulatina de vacunas para personas afectadas en las inundaciones, principalmente de las zonas de Ñeembucú y Misiones.


“Aún tenemos en stock 290.000 dosis que está al alcance de la ciudanía que esperemos que ante este aumento de número de consultas (20%) recurra antes de enfermar”, señaló el ministro Barrios.

Resaltó que las consultas no van asociadas a la alta gravedad de la enfermedad, pues aún existe bajo impacto de cuadros graves por síndromes gripales.

Consultado sobre la calidad de las vacunas, Barrios indicó que las dosis son de la más alta calidad, adquiridas a través de un fondo rotatorio, proveídos por la OPS. Las vacunas de origen francés, proceden de Laboratorios Sanofi Pasteur.

“La gripe tiene muchos tipos de virus, pero la vacuna protege contra ciertas sepas, por lo que puede una persona pue engripase. Es importante cuidarse al momento de estornudar, tomar medidas higiénicas y lavado de manos”, dijo.

Con respecto a las inundaciones, Barrios dijo que la presencia del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social en las zonas de inundación es constante. Comentó sobre la avería de una de las ambulancias, producto de la presencia de agua en el motor, pero que existe la posibilidad de reemplazarla provisoriamente por otra.

Igualmente, los equipos de salud realizan captación de embarazadas de manera a llevarlas a albergues en zona seca, más aún si están en un estado avanzado de gravidez.