Según el Ingeniero Robert Duarte, gerente de la empresa que realiza el servicio de inspección de garrafas, “Solo un 12% de todas las garrafas que están circulando en el mercado cumplen con la reglamentación que les exige inspecciones incluyendo pruebas".


En base a lo establecido por el Ministerio de Industria y Comercio la totalidad de los recipientes de gas licuado de petróleo deben ser habilitados para su primer uso y rehabilitados cada cinco años.

El ingeniero Duarte explicó que se puede tener certeza de la habilitación atendiendo la marcación que tiene la garrafa en el cuello. “Ahí tiene que figurar el mes y año en el cual fue habilitada por última vez tras haber superado la prueba hidrostática”, refirió.